Cuando tu cliente no es un particular sino una empresa, el éxito en cualquier negociación es cuestión de conocimiento. Por eso, para conocer de cerca a tu interlocutor, reconocer las diferentes personalidades que adopta, cómo se comporta, qué espera de ti y qué puedes tú sacar de él, te invitamos a usar esta guía que te conducirá a la salida del laberinto comercial.

 

Fuente: Emprendedores.es



 Descargar PDF